Como servidores de la vida, desde el protagonismo de los grupos meta como agentes de cambio, generamos procesos de desarrollo humano integral y sostenible.